Aceituna: una historia milenaria con raíces mitológicas

Aceitunas manzanilla rellenas de anchoaDe todos es bien sabido que el olivo es un árbol milenario, así como su gran importancia en la cultura mediterránea. Las referencias históricas y mitológicas a él y a su fruto, la aceituna, son más desconocidas por el público, pero también múltiples y variadas.

Si comenzamos por sus orígenes, encontraremos diversas teorías pero la mayoría apuntan hacia la zona de Asia Menor, más concretamente a Mesopotamia. Desde Irán, Siria y Palestina se extendería, precisamente, al resto de la cuenca del Mediterráneo hace aproximadamente 6.000 años.

Otra teoría, también bastante extendida, sugiere sin embargo que podría haber sido el resultado de cruzar dos especies preexistentes y haber aparecido al oeste de África hace 500.000 años.

Existen también hallazgos prehistóricos que demuestran la existencia del olivo en Italia desde el periodo terciario, hace alrededor de un millón de años. En Mongardino, cerca de Bolonia, fueron descubiertas hojas fósiles. También se han encontrado huesos de aceituna en asentamientos de épocas diversas. Los más antiguos se hallaron en la Riviera Francesa (Paleolítico, 35.000 – 8.000 a.C.) y en España (Neolítico, 8.000 – 2.700 a.C.).

Aceituna empeltre con huesoAtenas le debe su nombre, según la mitología

La mitología griega cuenta que Zeus había prometido regalar la región de Ática al dios o diosa que crease el invento más útil. Poseidón creó el caballo y Atenea hizo brotar el olivo.

Éste fue más valorado por los dioses, ya que además de alimento, podía generar luz, calor, medicinas y perfumes y era un invento más pacífico.

De esta forma, Atenea fue la elegida para dar nombre a la que sería después la ciudad de Atenas y plantó un olivo en lo que actualmente se conoce como la Acrópolis.

Valora este artículo
Envíanos tus recetas
Enviános tus recetas
  • ¿Quieres enviarnos tus propias recetas realizadas con productos de José Lou?
    Haz click aquí